Maia Croizet, artista visual diciembre 10

Creo que el mejor momento en que sale una imagen es cuando la mente se pone en blanco. Es ahí cuando se une el disfrute de estar haciendo una foto, con el de darme cuenta que mi cabeza llega un nivel mas allá de lo que puedo manejar y hay Una percepción, Un algo en estado primitivo que trabaja sin ningún concepto consciente. Es en el olvido de todo cuando todo sale.


Lo único q puedo describir de lo que me dispara hacer ciertas fotos es que hay algo en ESA escena que me llama la atención y me causa extrañeza y diversión al mismo tiempo, me causa gracia.

No se trata de belleza, sino de algo que en el momento no logro entender del todo y creo que mediante la foto puedo volver a Verlo y encontrarle Los significados que se me ocurran.

Y es recién en el redescubrimiento de la obra cuando logro poder ver aquello imperceptible que estaba en el momento de la toma, como algo materializado y concreto en colores, climas, personajes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario